image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text
IMG_1142

Academia, servicios públicos y organizaciones sociales buscan mejorar su convivencia con el mar

 

Más de 70 personas, representantes de la sociedad civil de localidades costeras, autoridades regionales, empresarios e investigadores, se reunieron en la Casa del Deporte de la Universidad de Concepción para participar del Espacio Abierto: Ciencias del Mar y la Comunidad, que se realizó como antesala del 36º Congreso Nacional de Ciencias del Mar, SuMar 2016, que se llevará a cabo en la Universidad de Concepción entre el 23 y el 27 de mayo.

La actividad, organizada por la Vicerrectoría de Relaciones Institucionales y Vinculación con el Medio (Vrim) de la Universidad de Concepción, junto a la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas, buscó poner en comunicación el conocimiento científico con el saber local de quienes trabajan y viven tradicionalmente de la actividad pesquera

En la oportunidad, participaron el Vicerrector de la Vrim, Jorge Rojas; el Decano de la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas, Marcus Sobarzo, y el Seremi de Economía de la Región del Bío Bío, Iván Valenzuela. Los resultados de la jornada se resumirán en un documento que se entregará en el desarrollo del Congreso de Ciencias del Mar.

El Vicerrector Rojas, señaló que este Espacio Abierto es una propuesta que se hizo a los organizadores del Congreso SuMar 2016, como una forma de apoyar y generar experiencia, enfocados en darle mayor visibilidad al tema del mar y crear una comunicación entre la investigación y la sociedad.

“Esa es nuestra labor como Vicerrectoría, acercar conocimiento, los saberes locales, con los científicos para producir una comunicación que sea favorable para la protección de los recursos, que están fuertemente afectados por contaminación, fenómenos estacionales y por una sobrexplotación evidente. Y, por otro lado, poner en contacto esa realidad de la academia con la realidad de las personas que viven allí, que observan esta sobreexplotación y que quedan bastante marginados de las discusiones, incluso desde el punto de vista de sus derechos”.

Por su parte, el Decano de la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas, Marcus Sobarzo, comentó que “usualmente, las reuniones y los congresos se encierran en la academia y no se vinculan tanto con la gente común. La idea de este espacio es convocar a personas de distintos quehaceres vinculados con el medio ambiente marítimo, con sus problemáticas a nivel regional y nacional, y así de manera integrada, desde el punto de vista de la academia, de los servicios públicos y de las organizaciones sociales, tratar de tener una mejor convivencia con el mar”.

A juicio del Decano, el tema de la contingencia que vive el país en el tema de los recursos va a ir aumentando, por lo que “creo que la academia debe abrirse a involucrarse en los problemas sociales para poder hacer una ciencia que sea reflexiva, pero que también responda a las necesidades; que pueda dar algún tipo de respuesta a las necesidades actuales”.

Marcela Huenupil, representante de un grupo de mujeres algueras de un sector rural en el límite de Carahue, fue una de las participantes del Espacio Abierto. Ella pertenece a un grupo de 10 familias, todas encabezadas por mujeres, que trabaja una línea de productos en base al cochayuyo: té, aceite, harina y snacks. Entusiasmada, valoró su invitación a participar en esta actividad que, dijo, le permitió conocer experiencias nuevas y relacionarse con otras personas. “Es interesante este tipo de encuentros porque me llevo otro conocimiento para compartir con la gente que represento”, dijo.

Otro de los participantes fue David Bravo, subjefe de la Capitanía de Puerto de Talcahuano., para quien encuentros como este tienen el valor de permitir tener el conocimiento, la experiencia y la opinión de  las personas involucradas en la actividad marítima.  “Ojalá que la información que se recolecta acá pueda ser aplicada”, dijo y agregó que “en mi opinión, lo más importante discutido acá es la necesidad de un cambio cultural y más educación en el país. Si logramos proyectar eso en los menores, que son el futuro de nuestra sociedad, podríamos superar las barreras que tenemos en el presente”.

Finalmente, el Seremi de Economía evaluó muy positivamente este Espacio Abierto. “Estas instancias de diálogo van contribuyendo a lograr integración entre la sociedad civil, en este caso el mundo universitario, científico, empresarios, con la autoridad regional, en este caso nosotros con políticas públicas. Estas son las instancias de pensar en el desarrollo de la Región y del país, en trabajo mancomunado entre los distintos actores. Creo que estas instancias deben ir creciendo en la Región del Bío Bío e invitar a muchos más actores”, dijo.

 

 

AGENDA

NO HAY EVENTOS AGENDADOS

Newsletter número 8
BOLETÍN VRIM