image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text
Biobio inteligente 2

Académicos y emprendedores analizaron el rol de Biobío Inteligente en el desarrollo de la innovación regional

Más de 250 personas se reunieron en el auditorio Salvador Gálvez de la Universidad de Concepción para escuchar a los académicos Inti Núñez y Pablo Catalán, quienes expusieron en el Seminario Biobío Inteligente: Avances y Desafíos de la Innovación Regional, la segunda actividad masiva de la Unidad de Vigilancia Estratégica Tecnológica (UVE-T).

La actividad, que congregó a empresarios, emprendedores, representantes del sector público, estudiantes y académicos, fue organizada por la Vicerrectoría de Relaciones Institucionales y Vinculación con el Medio (Vrim) de la Universidad de Concepción, quien se adjudicó el proyecto mandatado por Corfo y el Gobierno Regional, el que apunta al establecimiento de un sistema de monitoreo de la innovación que contribuya al desarrollo de la región del Biobío.

En la oportunidad, al inaugurar el evento, el Vicerrector de la Vrim. Dr. Jorge Rojas, destacó el desarrollo tecnológico, argumentado que, no obstante los avances, aún no se puede hablar de una revolución digital plena, pues millones de personas se mantienen si acceso a estos servicios. En este contexto, recalcó, la Universidad de Concepción tiene las capacidades para ser partícipe de este proceso y que debe responder a estos nuevos temas, de lo contrario, “la revolución pasará sobre nosotros”, puntualizó.

En tanto, Rafael Figueroa, director de Vinculación Social y director del proyecto, explicó la orientación de Biobío Inteligente, argumentando que éste busca valorar lo propio de la región, su valor histórico, el protagonismo del río y el capital de sus habitantes. De ahí que el nombre apele al rescate de las capacidades locales para el desarrollo de la innovación.
El eje central del encuentro incluyó las exposiciones de Pablo Catalán e Inti Núñez quienes se refirieron a la “Diversificación y sofisticación en la construcción de ecosistemas de innovación” y “Política Pública de Innovación; ¿qué deberíamos estar haciendo?”.

Catalán, académico de Ingeniería Industrial y director del Centro de Estudios de Sistemas de Innovación, CIS2, relató experiencias internacionales en el tema y destacó que existen diversos estudios orientados a medir la diversidad de conocimiento, tecnologías o productos, concluyendo que los países con más valor son los más diversos. En este escenario, Chile muestra indicadores variables, puesto que, si bien posee gran diversificación en producción científica, hay una pérdida de competitividad en relación a los productos.

Pese a estos datos, para Catalán, Chile está en una buena posición pues en 20 años hemos pasado de un país complejo a uno de mediana complejidad, lo que a su juicio, se debe a que “nuestras políticas de emprendimiento son de clase mundial y somos referente para otros países”, resaltando que uno de los ejes para lograr mejorar posiciones es la inversión en investigación y desarrollo y por ello, argumentó que “la clave son las políticas públicas”.

El académico Inti Núñez, a su vez, abordó este último tema, destacando que los procesos de innovación son de largo plazo, mínimo tres años, pero generalmente implican más de 20 años. Sin embargo, enfatizó en que no basta con desarrollar un emprendimiento o focalizar los recursos en un sector productivo, pues éstos no son eternos, ya que se extinguen o cambian. Además, enfatizó en que la innovación está plagada de malas ideas que llevan a resultados desastrosos como copiar sin adaptar, ahorrar en la inversión de base, no actuar con una mirada global, entre otras.

El profesional también recalcó el potenciar de nuestra región, destacando que en la década de los 60 fue el polo de la industrialización, el desarrollo cultural y arquitectónico. No obstante, eso se ha perdido, por tanto para retomar ese rol, señala que “la única manera es a través del emprendimiento de la gente”, ya que las políticas públicas o el apoyo estatal, por sí solas, no son suficientes para provocar cambios. De ahí que apunte a que Biobío debe “crear un ecosistema que sea capaz de retener el talento”.

El encuentro culminó con una mesa de conversación, moderada por Roberta Lama, gerente general de Desarrolla Biobío, ocasión en la que los panelistas respondieron preguntas de los asistentes y dialogaron, junto a Lama, respecto al papel de la educación en la formación de innovadores, el desafío del Parque Científico Tecnológico y la migración de profesionales hacia Santiago.

AGENDA

NO HAY EVENTOS AGENDADOS

Newsletter Vrim, Octubre de 2017
BOLETÍN VRIM