image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text
Foto Principal

Autoridades de la VRIM reciben a talentoso mundialista de robótica

Jorge Rojas, Vicerrector de Relaciones Institucionales y Vinculación con el Medio de la Vrim, y Rafael Figueroa, Director de Vinculación Social, se reunieron con Giorgio Galgano, un destacado estudiante del Colegio Saint Jonh´s de San Pedro de la Paz quien, junto a su equipo formado por alumnos de enseñanza media del mismo establecimiento, representó a nuestro país en el Mundial de Robótica de la First Lego League, realizado durante el mes de junio en Sídney, Australia.

Giorgio llegó a la cita acompañado de sus padres, y lo primero que hizo fue agradecer el apoyo recibido por parte de la Vicerrectoría de Relaciones Institucionales y Vinculación con el Medio, VRIM, que facilitó su presentación en la competencia: “En el nacional de Robótica clasificamos en tercer lugar para ir al abierto internacional de Australia, y días antes de viajar, la organización del mundial nos solicitó armar un stand para mostrar la cultura y todo lo relacionado con Chile. Entonces, nos contactamos con Municipalidad, y luego ellos se contactaron con Rafael Figueroa, de Vinculación Social de la VRIM, quien nos entregó insumos, chapitas, souvenirs y variados elementos que nos sirvieron para armar el stand”.

Por su parte, Rafael Figueroa sostuvo que la VRIM, y en particular el Vicerrector Jorge Rojas, “están comprometidos en dar apoyo a jóvenes talento, que trabajan desde temprana edad en áreas como la medicina, las ciencias y la tecnología, ya que ven con buenos ojos el desarrollo de ellos, como parte del sello distintivo de la Universidad”.

Con respecto al torneo, el joven estudiante declaró: “Tuvimos que competir contra hindúes, pakistaníes, coreanos, japoneses, chinos (…) gran parte de Asia Pacífico, y algunos europeos, además de brasileños. Apenas llegamos, nos dimos cuenta que iba a ser bastante difícil, por la calidad. Se notaba que allá todos los equipos eran bastante parejos, todos al mismo nivel (…) Este año la competencia tuvo como tema central realizar un proyecto para generar una simbiosis entre humanos y animales, y nosotros creamos una jaula para cuidar a las abejas que, a través de un material aislante, las protege de las ondas electromagnéticas que afectan gravemente a estos animales, incluso produciendo su muerte. A la larga, la extinción de esta especie también significaría la extinción de la raza humana, por ello es importante protegerlas”. Además de dicho proyecto, Giorgio y su equipo tuvieron que construir una serie de robots, para usarlos en distintas pruebas, que requirieron de un arduo trabajo de diseño y construcción, para asegurar velocidad y coordinación durante la competencia.

En Chile, son pocos los establecimientos escolares que poseen una rama extraprogramática que no esté necesariamente enfocada en algún deporte. En este sentido, Giorgio cree que la Robótica, y otras áreas donde se desarrolla ciencia y tecnología, también deberían ser consideradas en la formación académica: “Por suerte, en mi colegio hay una rama muy sobresaliente de robótica, llamada Aldebarán, con la cual hemos viajado al extranjero unas tres o cuatro veces a competir. Lamentablemente, en la mayoría de los colegios de nuestro país esto no ocurre, porque la Robótica aun no toma la importancia que debiera tener, ya que se sigue viendo como un hobbie. Por ejemplo, antes del mundial, al equipo de India le dieron un mes de preparación en su país, con todas las facilidades, y a otros equipos les brindaron incluso apoyo económico, y eso hace la diferencia. Además, creo que la robótica es una de las mejores instancias para acercar la Universidad al estudiante secundario, y eso básicamente queda reflejado en competencias internacionales”, sostuvo.

En tanto, Ximena Cabrera, madre de Giorgio y exalumna de la Universidad de Concepción, dice que se siente muy orgullosa de Giorgio, sobretodo porque ha superado varios obstáculos para llegar donde está hoy: “Él no ha tenido una vida tan fácil. Se ha cambiado de países constantemente, ha tenido que adoptar idiomas y culturas distintas, teniendo que ser el niño nuevo siempre, con todo lo que eso trae (…) ha superado eso y muchos más. Por algo tiene el carácter que tiene, lo que no ha sido gratuito, en absoluto”.

Por otro lado, Michael Galgano, padre de Giorgio y destacado ingeniero eléctrico de nacionalidad italiana, quien ha trabajado en proyectos a gran escala alrededor del mundo – construcción de centrales nucleares, fábricas petroquímicas, entre otros – dice que desde pequeño su hijo ha sido especial, y que sus talentos van más allá de la robótica: “Cuando Giorgio era pequeño, le gustaba escribir poesía. Él siempre andaba con un taccuino (cuaderno) de notas, porque decía que la inspiración venía en cualquier momento, y necesitaba plasmarla de inmediato en una hoja de papel, porque si no se escapaba y no la encontraba más (…) escribía poesía tan buena, que un día un importante autor vio uno de sus poemas y no podía creer que se trataba de algo hecho por un niño”.

Finalmente, consultado sobre su futuro en estas competencias, Giorgio declaró: “Por edad, en este torneo ya no puedo volver a competir. Hay otros campeonatos que son en Santiago, pero tendría que irme 8 semanas para allá, y costearlo. Siendo de Concepción es muy complicado, más si me voy a mitad de semestre en la U, se complica aún más. A lo que me estoy dedicando ahora es a la mentorship (asesoría) de otros equipos del Colegio, ayudando en la preparación de un grupo que ojalá pueda lograr lo mismo que yo”.

Patrick Puchi

AGENDA

NO HAY EVENTOS AGENDADOS

Newsletter VRIM, Septiembre 2017
BOLETÍN VRIM