image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text
protesis-crai

Niño recibió prótesis de mano impresa en 3D en Crai UdeC

Usando el diseño de la mano biomecánica 3D creada en Estados Unidos por el chileno Jorge Zúñiga, profesionales del Centro de Rehabilitación Oral Avanzada e Implantología (Crai) de la Universidad de Concepción se propusieron construir una prótesis para Roberto Ahumada, un niño de seis años que nació con una malformación en su extremidad derecha.

En compañía de su madre, Laura Cubillos, el pequeño llegó esta mañana a las dependencias del centro para realizar las primeras pruebas de su prótesis que, cuando esté completamente adaptada a su mano, le permitirá cumplir uno de sus sueños: aprender a andar en bicicleta.

El director del Crai, Dr. Jorge Jofré, contó que la iniciativa nació del diseñador industrial del Laboratorio 3D Ian Kiel, que vio otras opciones de desarrollo para las impresoras tridimensionales de que dispone el centro para elaborar prótesis que sirven a la rehabilitación oral y facial.

“(Ian) conocía a un niño que tenía la necesidad y aprovechamos toda la tecnología que tenemos para imprimir la prótesis y darle una alternativa de tratamiento que hoy no está disponible en la región. Esta es sólo una prueba. La idea es poder satisfacer la necesidad y ver el resultado”, dijo.

El Dr. Jofré señaló que aún falta hacer algunas correcciones a la prótesis, para que pueda realizar los movimientos de forma óptima, un proceso que, advirtió, será compañado por una terapeuta ocupacional.

Para el académico, esta iniciativa también se enlaza con el trabajo que se espera realizar a través del centro de prótesis y órtesis que la UdeC planea poner en marcha a través de un proyecto impulsado por el Crai, así como las facultades de Medicina e Ingeniería, más el apoyo de la Vicerrectoría de Relaciones Institucionales y Vinculación con el Medio (Vrim).

Esta es la primera vez que Ian confecciona una prótesis de este tipo, todo un desafío que -como comentó- se facilita por el hecho de contar con un diseño probado. El trabajo fundamental, dijo, “está en las medidas y la parte funcional, porque éste es un diseño que existe en internet y que es de libre descarga. Lo complicado es acceder a las máquinas y como nosotros las tenemos, nos pusimos a trabajar en este regalo de Navidad para Roberto”.

Roberto se mostró contento con este regalo que, reconoció, le va a ayudar a “hacer muchas cosas”. Son cosas “tan simples para un niño, pero que para él son difíciles, como andar en bicicleta, porque no puede sujetar el manubrio con su mano derecha”, señaló su mamá.

Asimismo, contó que con ayuda de sus profesores, el niño ha ido entrenando su mano izquierda para superar las limitaciones de la derecha, pero que pese a sus adelantos la integración aún le cuesta, algo en lo que – a su juicio- ayudará la prótesis. “Estoy contenta porque él quiere tener su mano, aunque sea una prótesis, se siente feliz, y esto le va ayudar también en su autoestima”, indicó.

La prótesis diseñada por Zúñiga es una solución de bajo costo pensada especialmente para niños y sirve a aquéllos que conservan parte de la estructura del carpo y tienen movimiento en la muñeca, que es  el que, a su vez, permite mover los dedos de la prótesis y sujetar objetos.

AGENDA

NO HAY EVENTOS AGENDADOS

Newsletter Vrim, julio 2017
BOLETÍN VRIM