image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text image_alt_text
modo de vida imperial 2

Politólogo austriaco dialogó sobre la vida imperial y la hegemonia capitalista en la UdeC

Fue a propósito de la crisis financiera de 2008 que investigadores de la Universidad de Viena introdujeron el concepto de modo de vida imperial (MVI) -no sustentable- para explicar una serie de patrones que modelan las sociedades occidentales.

Este modo de vida “está constituido sobre el acceso, en principio ilimitado, del Norte global a la mano de obra barata y de los recursos naturales del Sur global”, explicó Ulrich Band, uno de los investigadores, en un diálogo con académicos y estudiantes en la UdeC.

De acuerdo a Ulrich, antes de la coyuntura del 2008, ya existía conciencia en varios países de Europa sobre una crisis medioambiental y de la globalización.

“Nosotros nos preguntamos porqué no se aprovechó esta doble crisis para comenzar una transformación socio ecológica justa”, dijo el politólogo, señalando que la respuesta está “en los intereses y poder del capital transnacional”.

Pero, añadió, a este diagnóstico se debe sumar el gran atractivo que el MVI tiene para las masas del norte como para las clases medias del sur y que tiene que ver con el bienestar del consumo y acceso a bienes.

El académico explicó que el MVI no se refiere solo a un modo de vida que llevan diferentes capas sociales, sino a “patrones imperiales de producción, distribución y consumo; imaginarios culturales y subjetividad arraigados en las prácticas cotidianas de los países del norte, pero también crecientemente en las clases altas y medias en los países emergentes del sur”.

Además de su carácter imperativo (es difícil salir de él), otro de los problemas de este modo de vida “es que por para una parte de la humanidad, por razones ecológicas y de la naturaleza (sus límites) la buena vida no es generizable, en tiempo y espacio”.

Según el investigador todo esto resulta en “una modernización selectiva y excluyente del capitalismo y el imperialismo”, un endurecimiento de las crisis (porque -explicó- no se ataca los factores de su origen) y la generación de tensiones y conflictos “eco-imperiales”.

En este contexto, comienzan a surgir propuestas para crear modos de producción y vida más solidarias, como la idea pos desarrollista del decrecimiento, “·que busca el buen vivir para todos”. “Es un proyecto político que intenta salir de la reproducción de la sociedad bajo el imperativo capitalista del crecimiento (…) se trata de crear bienestar de otra manera, de cómo una sociedad se libera de esta gramática del ingreso que no le da “la dolce vita” a todos”, señaló.

El conversatorio de Ulrich Band fue convocado por la Vicerrectoría de Relaciones Institucionales y Vinculación con el Medio, y la Facultad de Ciencias Sociales.

Publicado originalmente en Panorama UdeC

AGENDA

NO HAY EVENTOS AGENDADOS

Newsletter Vrim, julio 2017
BOLETÍN VRIM